miércoles, 1 de mayo de 2013


La felicidad: real o falsa
¿Dónde se encuentra la felicidad?


Creo que el fin del ser humano es ser feliz, el problema es donde encontramos esa felicidad tan deseada. Para muchas personas la felicidad se encuentra en los bienes materiales, hay otros que lo que buscan es el poder, la fama, la belleza, el éxito, el deporte, etc. Pero si miramos detenidamente a esas personas que deberían ser felices porque tienen todo aquello que deseamos, vemos que no son felices o al menos no todo lo que pensamos.
Voy a intentar buscar y analizar donde busca la gente la felicidad para intentar encontrar donde se halla ese bien tan deseado:

Los bienes materiales: La verdad es que casi todo el mundo al que he preguntado, me ha dicho que sería más feliz teniendo cosas que ahora no tienen o son peores (móvil nuevo, consola, reloj, coche, etc). Yo, por ejemplo, he estado durante mucho tiempo queriendo tener la X BOX, un móvil táctil, ropa de marca; pero una vez que lo he tenido, no he sido feliz nada más que un rato. Luego ha aparecido otra cosa que me gustaría tener y no tengo y he olvidado lo anterior. Hablando con mis padres me han dicho que a ellos les pasa lo mismo; siempre hay algo que deseamos tener y no tenemos. Lo que sí es verdad es lo que me ha dicho mi padre: es mejor el tiempo que he estado ahorrando o esperando a tener algo que cuando lo he tenido. Por eso creo que la gente que se puede comprar todo cuando quiere no es más feliz que yo, sino que tiene más cosas. Un ejemplo claro es Michael Jackson: tenía mucho dinero, y compraba muchísimas cosas; hasta tenía un parque de atracciones. Pero no era feliz porque era negro y se cambió de color, pero tampoco tenia cara de ser una persona feliz.

El Poder: Viendo la tele, hay personas que hacen lo que sea por tener poder. Por ejemplo para llegar a ser presidentes de países, hacen lo que sea por llegar a conseguirlo. Pero cuando lo consiguen ¿qué pasa? Envejecen rápidamente, muchos ciudadanos los odian y no parecen felices. Creo que esto tampoco es la solución.

La Fama: Estoy harto de ver programas en la tele de personas que hacen lo que sea por ser famosos y salir en la tele: pierden su dignidad, venden su vida privada o la de otras personas y una vez que son famosos, se quejan de que no les dejan en paz, que no pueden ir a los sitios tranquilamente. Vamos que esto tampoco.

La belleza: Últimamente todo el mundo está algo obsesionado con la belleza, que si te sobran unos kilos, que si te tienes que poner muy fuerte en el gimnasio, rizarte el pelo, ponerte un pendiente, depilarte, hacerte unos tatuajes, darte esta crema anti-arrugas... Esto solo llega a ocasionar problemas. Yo tengo varios conocidos que han tenido problemas de anorexia.
La frase que más me ha gustado es la que me dijo mi abuela Ara un día que mi hermana le quería dar una crema en la cara. "Ay hija, con los años que me ha costado tener estas arrugas, ¿por qué me las voy a quitar ahora?" La verdad es que estamos media vida intentando ser mayores y cuando lo somos, queremos aparentar ser jóvenes. Otra cosa que no da la felicidad.

El éxito: Creo que es una mezcla entre el poder y la fama.En mi familia  nos gusta mucho la F1 y un día le pregunte a mi tío si el querría ser como Antonio Lobato. Su respuesta fue clara: NO ¿Para estar siempre fuera de casa y no estar nunca con la familia? La verdad es que tenía razón, así que otra cosa menos.

El deporte: A mí es una de las cosas que más me llaman la atención, los deportistas de élite:  Cristiano, Nadal, Alonso, etc. Lo tienen todo, dinero, coches, fama... Pero, ¿son felices realmente? Creo que para llegar a estar en la élite, tiene que sacrificar muchas cosas: la familia, amigos, infancia, etc. A mi, personalmente no me compensa tener que sacrificar a mi familia y mis amigos por eso, prefiero ser una persona normal y del montón que dejarlo todo por ser diferente.

Entonces, ¿dónde encontramos la felicidad? Lo he estado pensando detenidamente y no encontraba una respuesta. Hasta que me he dado cuenta de una cosa, ¿Cuando soy yo verdaderamente feliz? La verdad es que me pasa en varias ocasiones: viendo una peli con mis padres en casa y comiendo unas palomitas, estando con mis amigos... ¿Y eso por qué es? Creo que la respuesta es fácil; son aquellas personas que me quieren como soy, independientemente de mi aspecto, sea alto o bajo, gordo o flaco, con un móvil patata o uno super chulo, con o sin dinero. Ellos me quieren como soy y yo a ellos sin tener que aparentar ni fingir nada, entonces sí soy feliz. No quiere decir eso que nunca haya querido tener cosas, poder, fama, belleza, éxito, o ser un gran deportista de élite, pero no sacrificaría nunca a las personas que me quieren tal y como soy.

Resumiendo, cuando te compras algo nuevo, al principio te hace mucha ilusión, pero más tarde empiezas a darte cuanta que en realidad no te hacía tan feliz tenerlo. Esa es la felicidad falsa. Lo mismo pasa con el poder, el éxito, etc. Si te sientes querido por alguien estás feliz y te da igual lo que tengas, acabarás contagiando tu felicidad a otras personas. Creo que el mejor ejemplo está en la película: Cadena de favores. En esta película el niño intenta que todo el mundo haga cosas buenas por su prójimo para que éste sea feliz y  que de este modo este mundo sea mejor y nadie sienta una falsa felicidad.

2 comentarios:

  1. ¿Y si no eres bueno como eres, te deberían querer como eres?

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto. Además por más motivos. Si una persona es mala hay que demostrarle que se puede ser feliz de otra manera (ya que se supone que lo que le convierte en malo lo hace porque cree que eso le hace feliz)y eso solo se le puede demostrar por medio de tus actos de manera que el se sienta querido y comprenda que debe cambiar. Se supone que tu quieres a las personas tal y como son y no por lo que aparentan, y mucha gente no se comporta bien porque cree que comportándose de esa manera la gente le querrá. Por eso las personas que no son buenas, si las quieres y las demuestras que se puede ser feliz de otra manera quizás cambien.

    ResponderEliminar